© 2020 Silvia González Delgado

  • sgd 100 palabras

MicrOCUENTO


Hijos de Saturno

Nosotros fuimos comidos por nuestro padre, como el rey mitológico se engulló a los suyos, un pedazo de alma cada día.

Cuando él murió, también nos vomitó.

Entonces ella y yo descubrimos que nos amamos, quién sabe si por miedo infantil o terror maduro.

Y sólo ensartados calmamos la angustia del amanecer, el recuerdo de su puño.

EL orgasmo es una pequeña muerte, embeleso de la creación, explosión luminaria, indulgencia, procreación y nada.

Con sexos y bocas pegados agradecemos sus genes que nos dieron la existencia.

No habrá más hijos de Saturno. Las neurosis se repiten sin sutilezas.

sgd

SI usted desea leer esta historia en novela VAYA A www.silviagonzalez.com.mx sección libros en amazon